AxolotlMEDIA

iDEAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

En mi hambre mando yo...


De mentiras y traiciones

Eduardo Rivera Pérez, por si usted no se ha dado cuenta, tomó protesta como presidente Municipal el 15 de octubre de 2021.

Desde el principio violentó la ley ya que se pudo ver un "spot" promoviéndose como candidato desde un día antes de que todos iniciaran las campañas políticas, curiosamente, no se le sancionó por eso.

Como buen mentiroso prometió al Gobernador Barbosa, quien andaba urgido de candidato, que le sería leal y que le entregaría todo lo que su antecesora le negó.

También engañó a su líder de partido la "Jefa Geno" y partidos de la alianza a quienes les prometió muchos lugares en el Ayuntamiento en cuanto llegara, siempre y cuando lo apoyaran en sus planes de poder, situación que no sucedió.

Pero a quien más engaño fue a los poblanos, quienes confiaron en él y a quienes prometió que cambiaría el rumbo, argumentando que su antecesora había dejado a la ciudad en la ruina y sólo el "súper Lalo" podría hacerlo.

Así fue como arrancó campaña, con todo el aparato del gobierno estatal, sus medios, su dinero, sus perros más bravos, atacando y manejando una tremenda campaña negra contra Claudia Rivera y prometiendo todo lo que sabía que no cumpliría.

Así llegó a la presidencia Municipal, con un gabinete cuestionado, en el cual hay personajes señalados por violencia a la mujer, de robo a personas de la tercera edad, ineptos que cobran grandes sueldos y sobre todo buscando obtener dinero a como dé lugar para continuar con una campaña mediática que jamás ha terminado.

Hoy, Don Lalo ha traicionado a todos los que lo ayudaron a llegar a donde está, pero él ya se asume como el próximo gobernador del estado y piensa que nadie puede frenarlo, él ya se apropió del PAN y de las principales posiciones.

Sin embargo, su soberbia no le permite ver que Puebla está cada vez más insegura, que cada día la gente se arrepiente de haberle confiado su voto, que no hay ese cambio de rumbo que tanto prometió y que cada día es observado por el ciudadano en su ridículo actuar, fingiendo ser lo que no es y descuidando la encomienda que le dió el Pueblo.

En política el tiempo es diferente y un minuto puede ser eterno y de la nada terminar con todo, así que hoy los poblanos, que no son ciegos ni tontos, se dan cuenta de esta farsa y reclaman cada día la falta de seriedad en el alcalde y no dude estimado lector, que el sueño de Lalo de ser gobernador, termine derrumbándose muy pronto, ante el engaño con el que utilizo a los ciudadanos... al tiempo.

BRUCE JULIS 

QUE LA PASIÓN SEA LA COMUNICACIÓN...



Visita el Museo Casa de Axolote (MUMAX) y ayuda a conservar esta maravillosa especie MEXICANA.

Primera calle de Castro # 16,  Chignahuapan,Puebla, México.

Teléfono para informes 797 976 7764 

MUMAX 

Hogar del Dios de las transformaciones

*En la entrada de la Sierra Norte de Puebla, el Museo Mexicano del Axolote se ha convertido en la casa del Dios que se negó a morir: Axólotl

Por Jaime Carrera

Chignahuapan, Pue.- En una pecera, un pequeño animalito con ojos quietos parece sonreír a quien lo mira del otro lado del vidrio. Es un ajolote y ha tenido en Chignahuapan además de un hogar, un sitio de culto, respeto y veneración durante los últimos años.

Este municipio, entrada a la Sierra Norte de Puebla, se ha convertido en la casa del Dios que se negó a morir: Axólotl, quien convocado por su gemelo Quetzalcóatl en Teotihuacán, al sacrificio para dar paso a la creación del universo, prefirió huir.

La leyenda de la mitología azteca cuenta que esta deidad optó por convertirse en guajolote, maguey, Xoloitzcuintle y planta de maíz, de esta última de cuyas extensiones le dieron la forma a sus branquias externas que le permiten respirar bajo agua.

En tiempos remotos, la laguna de Chignahuapan, a escasos kilómetros del Centro Histórico del municipio serrano, fue el hogar silvestre de esta especie, pero con el paso del tiempo se fue extinguiendo de su hábitat natural, hoy, es protegido en recintos como el MUMAX.

El Museo Mexicano del Axolote es un espacio de ejemplares de ajolotes vivos, algunos originarios de la región Norte de la entidad poblana, otros provenientes de los cuerpos de agua que conforman el sistema lacustre de la Cuenca de México.

Grupos de turistas observan a estos anfibios que parece que los siguen con la mirada, atentos, para dar la bienvenida a quienes los visitan para conocer más sobre la historia e importancia de un animal que tiene la capacidad de regenerar sus órganos.

Quizá por lo anterior se entienda que, el ajolote, el animal que se negó a la muerte, lo hizo porque puede dar continuidad a la vida, un hecho tan sorprendente y motivo de investigaciones científicas ante su capacidad de auto reparar tejidos sin dejar cicatrices.

Del náhuatl: atl 'agua' y xolotl 'monstruo', es decir, monstruo acuático, este anfibio es un ícono acuático, pero también terrestre, pues tiene la capacidad de realizar una metamorfosis a una salamandra en respuesta al cambio de la temperatura y nivel del agua.

Tanta ha sido la fascinación por este animalito, que según cuentan trabajadores del MUMAX, la cadena Dreamworks, lo tomó como base para crear al personaje de "Chimuelo", un dragón negro, protagonista del filme "Cómo entrenar a tu Dragón".

Así, Chignahuapan se ha convertido en el refugio del Dios perseguido por el viento, un pequeño animal de boca pizpireta que, por momentos, esboza sonrisas y del cual, bastó una sola gota de sangre para que los astros empezarán a moverse.

Una leyenda narrada por el personal de MUMAX, encabezado por Ariel y Yanin Carbajal, socios fundadores de esta iniciativa, acompañados de diversos especialistas en materia de conservación animal y en sistemas artificiales de soporte de vida.

A cada paso de los visitantes, allí están los ajolotes, algunos más inquietos que otros, pero cautelosos, esperando a devorar un charal, pero que causan ternura con esa cara de animalito bebé que mantiene durante toda su vida.

De esta forma, la Sierra Norte es sinónimo de paz y tranquilidad, pero también de una ardua labor de preservación de un anfibio símbolo importante de México: el Dios de las transformaciones, el monstruo de cuernos y mirada carismática.

***créditos    portal https://www.identidadpuebla.com/